Hoygan, trolls y niños rata

thumbs-up-social

A menudo se habla en docencia de la Competencia Digital, relacionándola, tanto con las capacidades que el profesorado debe tener como con las que el profesorado ha de ser capaz de inculcar en los alumnos.

Lo cierto es que, en torno a esta cuestión, a mi me ha tocado hacer frente a dos líneas argumentativas diferentes.

En primer lugar, hablamos de la propia competencia digital del profesorado y del cisma que ésta ha podido generar entre los partidarios y los detractores de las TIC como herramienta pedagógica. Por una parte, creo que es innegable que se ha vivido una revolución tecnológica con la democratización de Internet y el uso masivo de Smartphones y que ésta ha producido cambios intensos en la sociedad. Así mismo, es lógico que se busque la adaptación del Sistema Educativo a esta nueva realidad. Sin embargo, por otra, me parece que este cambio, si bien necesario, se ha buscado un poco a base de “decretazo” intentando estandarizar conocimientos en un grupo tan heterogéneo como el profesorado.

binario

Desde mi experiencia, recordad que vengo del ámbito de Secundaria, esta demanda de competencia digital ha sido para algunos una obviedad mientras que para otros ha sido una pesada losa. Más independientemente de la edad de lo que se piensa, el hecho es que las capacidades para entenderse con la informática es más una cuestión de gustos que de otra cosa y, por lo tanto, nos es mucho más fácil emplear herramientas digitales que a aquellos que no soportan pasar su tiempo delante de una pantalla. Por ello, en vez de buscar dan un giro de 180º al sistema en cuestión de un mandato, creo que sería más recomendable buscar una transición paulatina y amable, que diese cabida en el sistema a quienes desean emplear las TIC y a quienes no.

Dejando esta cuestión de lado, el segundo tópico que creo que se puede desmentir es aquel de que las nuevas generaciones (AKA los alumnos) son expertos por naturaleza en el uso de las nuevas tecnologías puesto que son “nativos digitales”. Como bien dice Anuska Ferrari, se puede ser muy hábil en el manejo de la tecnología para unas cosas y ser totalmente incompetente para otras. Así, reconozco que mi experiencia en el aula me ha mostrado que, en general, los alumnos son muy hábiles para el manejo de las App que más les interesan y que, a la vez, son absolutamente incapaces de encontrar en Google información válida sobre un tema tan amplio como las obras de arte más conocidas. No digamos ya de gestionar, analizar y producir algo en base a esa información.

evolution

Lo cierto es que (aún) no hay una fórmula mágica para estandarizar el uso de las TIC aunque el establecimiento de un Marco para la definición y desarrollo de la competencia digital es, sin duda, un paso fundamental en el camino a la integración de la sociedad de la información en el mundo de la Educación.

Como último apunte, y para explicar el título de esta entrada, me gustaría relatar lo fascinante que me ha resultado el término “Netiquette”, que me era desconocido, y lo necesario que me resulta este concepto en una Red que a veces recuerda al Salvaje Oeste. Si Internet va a ser un canal alternativo donde nuestros avatares van a socializar en paralelo con la realidad, me parece vital que las normas de conducta (y ortografía) no se tiren por el desagüe cada vez que le damos al ENTER.

348

Un saludo y hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s